Operación KEEP ON RUNNING

Altis es un estado en guerra, las fuerzas rebeldes tomaron la capital y el caos se adueñó de las calles.

La misión de los EEUU en el país ha abandonado la isla y solo un puñado de hombres que pertenecen al equipo de seguridad de la Agencia permanecen en Altis a la espera de ser evacuados.

Mientras, la misión internacional del IDAP continúa con su trabajo atendiendo a los refugiados y tratando de llevar artículos de primera necesidad a la población.

A pesar de las advertencias del equipo de seguridad, un convoy con ayuda humanitaria ha partido para la capital.

Los operadores de seguridad tenían la orden estricta de mantenerse al margen y no enfrentarse a las fuerzas rebeldes, y muy a su pesar dejaron al convoy salir sin protección.

Pero todo puede cambiar en minutos, si deciden actuar por su cuenta y riesgo no tendrán ni reconocimiento ni apoyo exterior.